La hora del empresariado

El nuevo presidente de la Sofofa, Richard Von Appen, manifestó hace unos días un mensaje lúcido sobre la necesidad de escuchar más al interior de las empresas y aumentar los salarios para mejorar la productividad.

Esta no es una práctica muy usual en las grandes empresas chilenas. Sin embargo, tal como señala, hemos comprobado reiteradamente, que son caminos que deben abrazarse no solo por la necesidad de un nuevo contrato social, sino porque contribuyen efectivamente como un círculo virtuoso, a dar pasos hacia mejores resultados financieros que pueden lograr incluso entre 20% y 40% de mayor margen Ebitda, transformándose en recaudaciones que benefician a todos.

Definitivamente, es la hora de que el empresariado acoja la arenga, porque este es el camino que el país necesita para capturar el valor suficiente, desde donde se obtengan los fondos, para que, de una u otra manera, se implementen las políticas sociales que urgen en Chile. Enfocándose, se puede. Pero no deben ser avances aislados, sino procesos con una metodología que los hagan sostenibles y que consideren siempre el lado humano de la productividad, tal como lo ha recomendado la OCDE.

Francisco Ortúzar

Socio de Orca Business Consulting

Texto Orignal en El Mostrador