Productividad en la ruta

Las pérdidas millonarias de diversas empresas, según los últimos reportes de estados financieros, y las caídas de acciones en industrias, como retail, vitivinícola, y construcción, no sorprenden y se podrían justificar por la crisis del covid-19.

 

Pero aunque poco a poco los números irán sanando, no es mucho el tiempo que hay para seguir justificándose. Se requiere productividad, y la gran diferencia entre quienes sólo ven el abismo inminente o la gran ola, y quienes sobreviven, es la capacidad de adaptación, que nos viene de manera innata, y que muchas veces la inflexibilidad, el cartesianismo y el trabajo en silos, impide aceptar, por miedos.

 

Aquí los líderes y las empresas están llamadas a adecuarse, a transitar la ruta del camaleón, especies hábiles, de rápida reacción. Una muestra es el comercio electrónico, que está mostrando una estructura de costos diferente, y que está permitiendo a las empresas adecuarse, validando su nueva forma de vender, con cifras positivas y que se expanden más allá del segmento ABC1.

 

Es así como sobre todo el retail, con tiendas como Falabella, Cencosud y Ripley está adecuándose con resiliencia y legitimidad, moviéndose hacia donde hay que hacerlo, incorporando las darkstores, o tiendas oscuras a su logística, lo que las va a ayudar a recuperar la productividad. Quién diría hace un año, cuando Cencosud se negó a Cornershop, que hoy -después de trabajar con Walmart- lo legitimaría. Será interesante ver cómo se materializa un concepto de tienda oscura en una marca tan potente y experiencial como es Jumbo. Hay mucho por transformarse aún y es legítimo ese proceso. Como están las cosas, todo puede ser. No sorprendería incluso que Uber termine comprando Cencosud más adelante.

Francisco Ortúzar

Socio de Orca Business Consulting

Texto Original en Radio Cooperativa